Además de su gusto por los smoothies, Agustín Tristán inició su empresa motivado por ofrecer a las personas con diabetes bebidas sin azúcar, nutritivas y con buen sabor.

Una de las cosas que más me gustan del periodismo es la oportunidad que tengo siempre de conocer a personas importantes. Hablo de esos mexicanos que todos los días se levantan con ganas de trabajar y el único objetivo de tener un México mejor, lleno de oportunidades y de bienestar.

Tal es el caso de Agustín Tristán Aldave y su madre, Rebeca Aldave Morales, a quienes tuve el gusto de conocer hace un par de semanas y a quienes reitero mi admiración por el trabajo que están haciendo para darle forma y consolidar Samba Smoothie, una empresa que además de generar fuentes de empleo está preocupada por el bienestar de los consumidores y por devolver a la sociedad algo de lo que les ha dado este negocio.

Samba Smoothie es una firma de batidos nutritivos, todos 100% naturales, que surge del gusto que tenía Agustín por consumir ese tipo de productos en Estados Unidos, donde estudió y jugó raquetbol profesional. La vida deportiva de este joven entusiasta lo hacía beber, durante sus entrenamientos, de dos a tres vasos de estos preparados, servidos con suplementos y energéticos naturales.

Al regresar a México, Agustín se dio cuenta que no podía conseguir ese tipo de batidos y, por supuesto, empezó a olfatear la oportunidad de negocio.

Además del agrado que tenía por ese tipo de smoothies, tuvo otra motivación para emprender este negocio: se dio cuenta que sus padres, quienes padecen diabetes, batallaban para encontrar bebidas sin azúcar, nutritivas y con buen sabor. Esta situación incrementó su preocupación por el problema de obesidad que afecta a los mexicanos, ya que es una de las principales causas de la diabetes.

SAMBA-06_-segunda-sucursal

Segunda Sucursal de Samba Smoothie

Parte del éxito alcanzado por Agustín en los negocios se debe a las oportunidades profesionales que le dio la práctica del raquetbol. Gracias a sus habilidades atléticas obtuvo una beca para estudiar en la Universidad de Alabama en Estados Unidos.

A los 10 años de edad, aproximadamente, Agustín les dijo a sus padres que iba a irse a estudiar becado al país vecino gracias al raquebol. La incredulidad de sus padres ante estas afirmaciones se apagó cuando, a los 17 años de edad, Agustín se puso en la mira de tres universidades estadounidenses (Memphis, Colorado y Alabama) para ser reclutado como jugador de este deporte.

Agustín se decidió por la Universidad de Alabama, donde estudió ingeniería industrial y más tarde cursó un maestría en administración de negocios en la Escuela de Negocios Manderson Culverhouse, una de las mejores del mundo.

Durante esos años, además de jugar raquetbol –deporte del que fue campeón mundial juvenil–, Agustín empieza a trabajar como consultor para empresas de diversos sectores y da los primeros pasos como emprendedor, al poner en marcha un negocio de ropa y accesorios con distintivos de la Universidad de Alabama, así como una empresa de diseño de software. Además sienta las bases de Samba Smoothie, una de las primeras cadenas de su tipo en América Latina.

El primer punto de venta (una isla) de esta empresa abrió en diciembre de 2010 en el club de alto rendimiento más grande de América Latina, Club La Loma, en San Luis Potosí. Durante los siguientes dos años, Agustín se dedicó a desarrollar la franquicia bajo la asesoría de Feher & Feher, con lo que abrió una nueva sucursal en 2013.

Una vez que su proyecto mostró solidez, en 2013 obtuvo apoyo del director general de un fondo de inversión en Florida, Estados Unidos. Así, en 2014 abre otro punto de venta, pero esta vez en una unidad móvil.

Samba Smoothie tiene actualmente 33 exquisitos batidos, entre energéticos, con minerales, bajos en calorías, nutritivos para los niños, con proteínas, vitaminados y con fibra, además de jugos, chocolate, café, cocteles de frutas, avena preparada, wraps, sándwiches, chapatas y ensaladas. Todo preparado con productos 100% naturales.

Actualmente, Samba Smoothie entrega también sus nutritivos productos en la cadena de tiendas Oxxo. Por el momento sólo tienen capacidad para abastecer 47 tiendas en San Luis Potosí, pero Agustín espera lograr este año una segunda ronda de inversión en Estados Unidos, a través de un banco de inversión, para su expansión.

Pero además de ser un entusiasta y soñador emprendedor, Agustín es un joven comprometido con su país y con causas sociales. Con el apoyo de su señora madre, quien se desempeña como gerente general de Samba Smoothie, organizan visitas y eventos para apoyar a niños con alguna discapacidad, niños con cáncer, huérfanos y asilos. Para Agustín es importante que sus colaboradores y trabajadores compartan los mismos valores y filosofía para que cada uno de ellos aporte un granito de arena para tener un México mejor.

Esta nutritiva empresa tiene contemplado abrir dos o tres puntos de venta en este año y trabaja en un proyecto para dar empleo a madres solteras en San Luis Potosí, a través de la preparación y venta de sus productos en carritos debidamente equipados y autorizados para operar en la vía pública.

Publicado por Jesús Eduardo López Loyola en Forbes México

http://www.forbes.com.mx/samba-smoothie-empresa-sana-y-con-responsabilidad-social/

Contacto:

Correo: eellooppeezz@gmail.com / jelopezlo@televisa.com.mx

Twitter: @elopez_loyola