Juglans Regia es el nombre científico de árbol del nogal, y la Nuez es su fruto, pero no es un fruto cualquiera. Las nueces, son un fruto seco de gran valor nutritivoPor su forma, que recuerda al cerebro humano, se creía antiguamente que eran buenas para la inteligencia. En la actualidad se ha visto que así es, aunque esto, no tiene nada que ver con su forma.

La nuez es un fruto seco rico en proteínas, vitaminas, ácidos grasos omega 3 (poliinsaturados), oligoelementos y fibra.

Su Valor nutricional (por 100 gramos): Calorías: 688, Proteínas: 14 gramos, Grasas: 59 g, Hidratos de carbono: 4 g Fibra: 5 g, Calcio: 94 mg, Vitamina E: 2,92 mg, Fitoesteroles: 72 mg, 

Las nueces, al  tener un alto contenido en fibra, producen un efecto saciante, por lo que pueden ser de gran ayuda a la hora de enfrentarnos a una dieta.

Un puñadito de nueces al día nos proporciona gran cantidad de minerales, vitaminas y ácidos grasos poliinsaturados que nos ayudan a regular los niveles de triglicéridos y colesterol. Esto, además de mejorar la salud del corazón, disminuye considerablemente el riesgo de padecer diabetes tipo 2 (la diabetes más frecuente en personas de edad avanzada y, que se produce, como consecuencia de un aumento de la resistencia  de las células del organismo a la insulina).

Al ser un fruto seco muy rico en vitaminas y antioxidantes, parece que  su consumo de forma regular beneficia al sistema nervioso, en especial al cerebro, y ayudaría a prevenir la Demencia Senil  y el Alzheimer, mejorando la memoria.

Gracias a los antioxidantes y fitoesteroles también se ve disminuido el riesgo de padecer cáncer de mama.

Las nueces, también son beneficiosas para la salud del cabello. Parece ser que su consumo frecuente estimula el crecimiento y evita la caída capilar.

De todas formas, no debemos olvidar, su alto contenido calórico, por lo que no debemos abusar de ellas si queremos evitar la obesidad. Algunos expertos aconsejan no superar la cantidad de diez nueces  al día.

Fuente: Come con Salud